Hace cinco años se fundó el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

Hace cinco años se fundó el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

agosto 17, 2021 0 Por Diócesis de Tampico

Comparte esta nota:

Algunas de las directrices que guían las actividades del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, establecido por el Papa el 15 de agosto de 2016 con la carta apostólica en forma de motu proprio Sedula Mater son la promoción de la vida y el apostolado de los fieles laicos, la atención pastoral a los jóvenes, la familia y el apoyo a la vida humana.

“La bondadosa Madre Iglesia”, dice el texto, “siempre, a lo largo de los siglos, ha tenido cuidado y consideración por los laicos, la familia y la vida, manifestando el amor del Salvador misericordioso hacia la humanidad. La Carta Apostólica continúa diciendo: “Aseguramos con urgencia que los dicasterios de la Curia Romana se adapten a las situaciones de nuestro tiempo y a las necesidades de la Iglesia universal. En particular, Nuestro pensamiento se dirige a los laicos, a la familia y a la vida, a los que queremos ofrecer apoyo y ayuda, para que sean testimonio activo del Evangelio en nuestro tiempo y expresión de la bondad del Redentor”.

 Estatuto

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida se rige por un Estatuto aprobado ad experimentum el 10 de abril de 2018 y que entró en vigor el 13 de mayo de 2018. El Estatuto establece, entre otras responsabilidades, que entre sus objetivos están los de promover y fomentar “organizaciones y asociaciones que ayuden a la mujer y a la familia a acoger y salvaguardar el don de la vida, especialmente en el caso de embarazos difíciles, y a evitar el recurso al aborto”.

El dicasterio está presidido por el prefecto, el cardenal Kevin Farrell, asistido por un secretario, el padre Alexandre Awi Mello, y dos subsecretarios laicos, la doctora Linda Ghisoni y la doctora Gabriella Gambino. Cuenta con sus propios miembros y consultores, entre los que se encuentran fieles laicos -hombres y mujeres, solteros y casados- dedicados a diversos campos de actividad y procedentes de diversas partes del mundo. Y cuenta con un número adecuado de funcionarios, clérigos y laicos, elegidos, en la medida de lo posible, de las diferentes regiones del mundo.

Tareas

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida se encarga también, de promover la vocación y la misión de los fieles laicos en la Iglesia y en el mundo, tanto a título individual como en calidad de miembros de asociaciones, movimientos y comunidades, fomentando en ellos la conciencia de corresponsabilidad, en virtud del sacramento del Bautismo, en la vida y la misión de la Iglesia, según los diversos carismas recibidos para la edificación común.

Otro de sus objetivos es alentar “la presencia activa y responsable de los fieles laicos en la vida parroquial y diocesana y en los órganos consultivos de gobierno de la Iglesia universal, y al mismo tiempo presta especial atención a su misión particular de animar y perfeccionar el orden de las realidades temporales”. El Dicasterio también se dedica “al cuidado pastoral de la familia, protegiendo su dignidad y el bien basado en el sacramento del matrimonio, y promoviendo sus derechos y responsabilidad en la Iglesia y la sociedad civil”. Uno de sus objetivos es apoyar y coordinar las iniciativas para la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, teniendo en cuenta las necesidades de la persona en las distintas etapas del desarrollo”. El Dicasterio también promueve conferencias y eventos internacionales, en particular el Encuentro Mundial de las Familias.

Encuentro Mundial de las Familias

Este esperado evento se celebrará en Roma del 22 al 26 de junio de 2022, tras un aplazamiento de un año debido a la pandemia. Este décimo encuentro internacional tiene una nueva fórmula. Adquirirá una dimensión “multicéntrica y generalizada”. Roma será la sede principal, pero en los mismos días cada diócesis podrá promover un encuentro local para sus propias familias y comunidades. Todas las familias del mundo podrán desempeñar un papel protagonista. Todos podrán participar”, subrayó el Papa en el videomensaje con motivo de la presentación extraordinaria de la forma de este encuentro, “incluso aquellos que no pueden venir a Roma”.

El Papa también insta a la gente a ser viva, activa y creativa, para organizarse con sus familias, en sintonía con lo que ocurrirá en Roma. El tema del próximo Encuentro Mundial de las Familias es el amor familiar, como vocación y camino de santidad. El evento está organizado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y la diócesis de Roma y tendrá lugar en el sexto aniversario de Amoris laetitia y cuatro años después de Gaudete et exsultate….