Hacia la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

Hacia la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

enero 9, 2021 0 Por Diócesis de Tampico

Comparte esta nota:

El camino de oración trazado en el opúsculo de la “Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos”, que se celebrará del 18 al 25 de enero, “puede ayudarnos a permanecer unidos como comunidad, incluso en este momento en que estamos obligados a respetar las reglas de la distancia física para proteger a los más débiles”.

Rezar en comunión estrecha con nuestros hermanos

Así lo manifiesta el pastor Odair Pedroso Mateus, Secretario general adjunto interino del Consejo Mundial de la Iglesias (CMI) y Director de la Comisión Fe y Constitución, sobre el próximo encuentro ecuménico, que este año tendrá que ajustarse a la emergencia sanitaria del coronavirus. Según el pastor:

“La oración implica a menudo una especie de aislamiento personal, para centrar nuestras mentes y corazones en el amor de Cristo (…). Sin embargo, cuando rezamos por la unidad, entramos en una comunión más estrecha con nuestros hermanos y hermanas en Cristo”

Comunidad de Grandchamp en Suiza

Organizada desde 1968 por el Consejo Mundial de Iglesias y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos de este año fue preparada por la comunidad monástica femenina de Grandchamp en Suiza. Las religiosas, que siguen la regla de Taizé, eligieron como tema “Permanezcan en mi amor: darán mucho fruto (Cfr. Jn 15, 5-9)” para expresar la vocación a la oración, a la reconciliación y a la unidad de la Iglesia y del género humano que caracteriza a la Comunidad de Grandchamp.

Itinerarios de reconciliación entre los cristianos

Hoy en día hay cincuenta mujeres consagradas en esta comunidad, que incluye a mujeres de diferentes edades y tradiciones eclesiales y de diferentes países y continentes, todas ellas comprometidas en la búsqueda de itinerarios de reconciliación entre los cristianos, dentro de la familia humana y con respeto a toda la creación.

El tema y la redacción de los textos de la Semana de Oración de este año permitieron a estas religiosas compartir la experiencia y la sabiduría de su vida contemplativa injertada en el amor del Señor y hablar del fruto de esta oración: una comunión más profunda con sus hermanos y hermanas en Cristo y una mayor solidaridad con toda la creación.

“No siempre es fácil permanecer en Cristo, permanecer en su amor”, dice la Hermana Anne-Emmanuelle Guy, de la Comunidad Grandchamp. Y añade:

“La vida cotidiana en la comunidad me permite poner a prueba mi amor por los demás y por Dios. De hecho, ¿cómo puedo decir que amo a Dios si no amo a mi hermana, mi hermano, que vive a mi lado?”

Modalidades del nuevo año

Este año, la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos se llevará a cabo bajo las reglas anti-Covid. Si bien la pandemia sigue extendiéndose por todo el mundo, el Consejo Mundial de Iglesias informa que se están llevando a cabo los preparativos finales para uno de los mayores eventos de oración del mundo que reúne a comunidades cristianas de muchas tradiciones en los cinco continentes. Y aunque las preocupaciones por la salud pública limitarán las reuniones, el evento ecuménico seguirá ofreciendo a las Iglesias la oportunidad de reunirse en torno a la oración.

Breve historia

La propuesta de celebrar la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos del 18 al 25 de enero se remonta a 1908 y fue del Padre Paul Wattson. La razón de esta fecha obedece al hecho de incluirla entre la fiesta de la Cátedra de San Pedro y la de la Conversión de San Pablo.

En el hemisferio sur, donde el mes de enero suele ser período de vacaciones, las Iglesias lo celebran en otras fechas, como por ejemplo en tiempo de Pentecostés (tal como lo sugiere el movimiento Fe y Constitución de 1926). Un período igualmente simbólico para la unidad de la Iglesia.