Inician curso de catequesis en Cd. Mante

Inician curso de catequesis en Cd. Mante

septiembre 21, 2020 0 Por Diócesis de Tampico

Comparte esta nota:

La Comisión Diocesana de Catequesis dió inicio a los cursos dirigidos a niños, adolescentes, jóvenes y adultos. El domingo 13 de septiembre se arrancó en los decanatos del sur de nuestra diócesis y el día sábado 19 de septiembre se llevó a cabo en el decanato San José, en la Parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe ubicada en Cd. Mante. La Eucaristía fue presidida por nuestro pastor diocesano Mons. Armando acompañado de sacerdotes de dicho decanato.

Durante la homilía nuestro obispo reflexionó a detalle sobre la pericopa del Evangelio de ese día sobre El Sembrador “nosotros sabemos que el ministerio de la catequesis tiene que ver mucho con esta parábola” señaló. Afirmó que al catequista le toca sembrar siempre en el hermano.

Añadió que ahora con los instrumentos pedagógicos, la catequesis tiene que ser sobre todo una experiencia significativa para el niño “una experiencia que lo ponga en el camino de Dios” puntualizó.

Dentro de la Santa Misa se presentaron signos como el crucifijo, la palabra de Dios, el libro de catequesis y una planta, todos ellos indispensables en la catequesis. Oremos por nuestros catequistas:

ORACIÓN DEL CATEQUISTA
Señor, haz que yo sea tu testigo, para comunicar tu enseñanza y tu amor.
Concédeme poder cumplir
la misión de catequista,
con humilde y profunda confianza.
Que mi catequesis sea un servicio a los demás, una entrega generosa y viva de tu Evangelio.
Recuérdame continuamente
que la fe que deseo irradiar,
la he recibido de Ti como don gratuito. Ayúdame a vivirla con responsabilidad. para conducir a Ti a los que me confías.
Hazme verdadero educador de la fe, atento a la voz de tu Palabra,
amigo sincero y leal de los demás, especialmente de mis compañeros catequistas.
Que sea el Espíritu Santo quien conduzca mi vida para que no deje de buscarte y quererte; para que no me venza la pereza y el egoísmo, para combatir la tristeza.
Señor, te sirvo a Ti y a la Iglesia unido a tu Madre María;
que como ella yo sepa guardar tu Palabra y ponerla al servicio del mundo.
Amén.
San Juan Pablo II